Historia de la moda más allá de Coco Chanel: 11 datos curiosos que te gustará conocer

Posted on Posted in Uncategorized

Si hablamos de historia de la moda casi todos tenemos claro que, a mediados de los años veinte, Coco Chanel diseñó su clásico vestido negro, o que en la gira de Blond Ambition, Madonna vistió los famosos sujetadores cónicos de Jean Paul Gaultier, incluso que Mario Testino fue el último en realizar una sesión fotográfica con la princesa Diana de Gales. ¿Quién no conoce casi todos los datos de la vida de Anna Wintour o no ha visto el documental The September Issue? Pero si preguntamos qué utilizaban las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial en lugar de medias o si la primera persona en retratar pechos femeninos para el calendario Pirelli fue un hombre o una mujer, quizá no estén tan claras las respuestas.

El pasado 4 de abril la editorial Phaidon publicaba la versión española de The Fashion Book (El ABC de la moda). La primera traducción en nuestro idioma de un libro considerado la “Biblia de la moda” por la edición estadounidense de la revista Vogue. Sus páginas recogen más de 200 años de historia de la moda ilustrados con fotografías en color y en blanco y negro. Una combinación ecléctica de iconos, fotógrafos, diseños e ilustradores que repasan el lado más conocido de la industria y también esas anécdotas que solo unos pocos conocen.

Desde S Moda hemos querido hacer un homenaje diferente a los dos siglos de historia que narra El ABC de la moda, repasando algunos de los datos más llamativos y menos conocidos de una industria que, cada día, se sigue reinventando.

1. Hasta mediados del siglo XIX, más concretamente en torno al año 1865, los zapatos tenían hormas rectas. No había distinción entre el pie derecho y el izquierdo, pero se llegó a la conclusión de que creando diseños curvos que respetasen la forma del pie, el calzado resultaría mucho más cómodo. Un avance que se produjo en Filadelfia, Estados Unidos.

2. Siempre ha existido una fuerte relación entre el mundo del cine y de la moda, pero quizá uno de los datos más llamativos fue el significativo aumento de las ventas de agua oxigenada tras el estreno de Los ángeles del infierno. Cientos de mujeres quisieron emular el look rubio platino de la protagonista, Jean Harlow.

3. Durante la Segunda Guerra Mundial la moda, como todos los sectores, se vio seriamente afectada. La imposibilidad de importar ropa europea a Estados Unidos hizo que el diseño estadounidense creciera, creando en 1943 la New York Press Week (Primera Semana de la Moda de NY) para mostrar las creaciones de sus diseñadores y desviar la atención del conflicto.

4. Por su parte, durante los años de contienda, el gobierno británico promulgó una ley que restringía el acceso a la ropa. Ante la escasez de medias surgieron cosméticos para pintar las piernas de marrón.

5. A mediados de los años cincuenta, la industria de la moda sufre un cambio radical en el modo de consumo. La alta costura comienza a decaer debido al elevado coste de los productos y a la reducción de la clase adinerada. Las firmas de moda se adaptan a las nuevas exigencias haciendo más hincapié en sus colecciones prêt-à-porter. Además, empiezan a comercializar perfumes y maquillaje.

FOTO

6. Antes de que Jacqueline Kennedy confiara su vestuario al diseñador norteamericano Oleg Cassini, y fuera considerada un icono de la moda, recibió duras críticas por su indumentaria. Su preferencia por agujas europeas como la de Balenciaga o Givenchy y el elevado precio de estas prendas, hizo que Jacqueline fuera tildada de elitista y derrochadora. Una opinión que cambió cuando su vestuario estuvo repleto de las prendas minimalistas y limpias de Cassini.

7. A Rudi Gernereich le debemos buena parte de nuestra libertad de movimiento. Artífice en 1964 del primer sujetador sin sostén –una prenda elástica, muy ligera y transparente–, diseñó prendas basadas en el movimiento del cuerpo, como el traje de baño tipo tanga. Trabajó para varias compañías de danza moderna, donde quedó fascinado con los maillots y medias de los bailarines y obsesionado, en cierto modo, con la libertad de sus cuerpos.

8. El movimiento feminista criticaba que las fotografías del calendario Pirelli siempre hubieran sido realizadas por hombres. Por eso, desde la organización, decidieron que en la edición de 1972 Sarah Moon se encargara de los retratos. El resultado fue revolucionario: no solo era la primera mujer que participaba detrás de las cámaras, también fue la primera que mostró unos pechos desnudos en sus páginas.

9. El artífice de la fotografía fue Scavullo, y la revista que se arriesgó a publicarla la edición norteamericana de Vogue, en 1974. La modelo negra Beverly Johnson fue la primera en ocupar la portada de una publicación de moda, abriendo de este modo un camino sin precedentes en la industria. La edición francesa de la revista publicó la primera portada de una mujer de color en 1988: era Naomi Campbell y tenía solo dieciocho años.

10. Aunque pensemos que las fotografías de street style son una invención reciente de los medios de comunicación, el verdadero creador de este tipo de imágenes es Bill Cunningham. A finales de los setenta The New York Times publicó sus primeras fotografías improvisadas de moda urbana. Una sección periódica y duradera que ha convertido a Cunningham, a su chaqueta azul cobalto y a su bicicleta Schwinn, en un icono de la moda y de las calles de Nueva York.

11. La popularización del look grunge de Kurt Cobain, líder de Nirvana, y el manifiesto de algunos diseñadores y minoristas para desterrar esa moda descuidada; la apertura de los primeros blogs de moda urbana en los albores de los dos mil, como The Sartorialist, obra del fotógrafo Scott Schuman; o la afirmación del bloguero Bryan Boysobre la importancia de Internet en el futuro de la moda, y su asistencia, poco tiempo después, a un desfile de Marc Jacobs en Nueva York en primera fila. Son solo algunos de esos hitos lejanos o recientes que también forman parte de la historia de la moda.

La portada de 'El ABC de la moda'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *